Actividad física y fisioterapia

Posted on 16 septiembre, 2018 By In Vida diaria With no comments

La actividad física y la fisioterapia como medio de mejora de vida de las personas mayores y personas con demencia

 

Actividad física y fisioterapia

 

 

Comenzar una actividad de ejercicio en sus 70 u 80 puede sonar inusual. Pero para un número cada vez mayor de personas mayores podría ayudarles a mantener su independencia durante más tiempo y reducir la presión sobre las familias, los cuidadores y el sistema de salud y asistencia social.

Como opinan algunas de las empresas y profesionales que están en nuestra plataforma DISCUBRE “Hay mucha evidencia de que la actividad física y el ejercicio son valiosos, sin importar su edad, y que las personas mayores y débiles obtienen el mayor beneficio”, según nos comenta una profesional de la fisioterapia que trabajan con personas mayores. “Realmente nunca eres muy viejo.

Ahora tenemos muchas más personas que viven en sus 100 años y todavía se pueden beneficiar del tipo correcto de ejercicio “.

Prescribir más actividades para personas mayores es parte de un enfoque más proactivo por parte de los fisioterapeutas para evitar la pérdida de movilidad e independencia. Pero primero, es importante, desafiar algunas de las creencias sobre el envejecimiento entre las personas mayores, sus cuidadores e incluso algunos profesionales de la salud: “Cuando las personas comienzan a disminuir la velocidad, no es necesariamente una parte del envejecimiento normal”.

Como nos afirmado una empresa con amplia experiencia y servicios para personas con movilidad reducida

“Tenemos que disipar el mito de que nada es reversible, cuando en realidad para muchas personas los problemas de equilibrio y debilidad muscular pueden abordarse incluso cuando estás en los 90 años”.

El impacto de un régimen de fisioterapia cuidadosamente adaptado puede ser significativo, en algunos casos, una aportación relativamente pequeña puede“transformar vidas”.

Sin embargo, con una población que envejece y que ejerce presión sobre el Sistema de Salud y la atención social (los mayores de 65 años representan ahora el 70% de los días de cama en el hospital) también hay una compensación financiera real. Hay tres millones de caídas anuales entre las personas mayores, y el costo para el sistema de salud se estima en 2.3 millones de euros al año.

Según los estudios de algunos centros de investigación de la salud se cree que casi 200.000 de esas caídas podrían evitarse anualmente a través de servicios de prevención dirigidos por fisioterapia, lo que ahorraría una cantidad significativa de dinero.

Una historia de éxito notable esta en Inglaterra, donde un servicio multidisciplinario de prevención de caídas del hospital del distrito de South Tyneside ofrece una clínica de “ventanilla única” con evaluaciones conjuntas de una enfermera y un fisioterapeuta para identificar qué puede estar causando las caídas de los pacientes y qué se puede hacer para ayudar a prevenirlos en el futuro.

Uno de los profesionales dados de alta en DISCUBRE, y que desarrolla su labor como fisioterapeuta especialista en caídas, explica que un proceso como este, incluye desde pruebas de presión arterial y de la vista hasta una evaluación completa de equilibrio y fuerza con programas de seguimiento ideados para ayudar.

“De niño, cuando nos desarrollamos, aprendemos a hacer cosas como pararse sobre una pierna. A menudo, como adultos mayores, tenemos que volver a aprender esas habilidades, por lo que haremos eso con ellas en un entorno seguro “, dice.

Como nos comenta otra empresa: lo importante desafiar la creencia de que las caídas son inevitables en la vejez.

“Muchos adultos mayores sienten que es solo una parte natural de envejecer, dirán: ‘Oh, me caí, me estoy haciendo viejo'”, dice.

Actividad física y fisioterapia

 

Y hay una gran cantidad de miedo. Los adultos mayores no necesariamente quieren contarle a nadie una caso de caída no sea que la gente diga que tal vez no deberían vivir solos o tal vez sea hora de que vayan a una residencia.

Queremos alentarlos a tener esa problematica, ya que es importante cuando podría ser algo simple de abordar.

Uno de los proyectos que han desarrollado una de estas empresas ha tenido algunos resultados impresionantes: el 81% de los pacientes informaron una disminución en las caídas en los seis meses posteriores a la visita al servicio, aunque también nos dice que la cifra real puede ser menor ya que los pacientes fueron los que dieron esa información.

Sin embargo, dice que puede ver por sí mismo la diferencia que hace el servicio: Es maravilloso ver a uno de mis pacientes de un lado a otro. “Están tan agradecidos de que hayan recuperado una parte tan importante de su vida y ya no se sientan prisioneros en su propio hogar”.

 

Otra área donde la fisioterapia puede tener un beneficio real es con las personas con demencia donde los fisioterapeutas pueden desempeñar un papel clave en la evaluación de las necesidades del paciente y garantizar una atención de alta calidad.

En opinión de uno de los profesionales “Al trabajar con personas con demencia, debes ser mucho más adaptable y más creativo. Debes ser flexible: una persona mayor con demencia aún se beneficiará con el ejercicio, pero puede que no recuerde hacer esos ejercicios “, dice.

“Sin embargo, conocer a la persona realmente puede ayudar: descubrir lo que solía hacer puede ser útil para encontrar la manera de comunicarse. Entonces puedes obtener muy buenos resultados “.

Puedes encontrar más articulos e información para mejorar  tu calidad de vida en nuestra revista

En DISCUBRE, un gran número de los profesionales que están dados de alta en la plataforma, pueden ayudarte a conseguir una mejora de la calidad de vida y una atención personalizada en áreas de fisioterapia, logopedia y/o tratamiento neurológico.

 

Leave a Reply

4 × 1 =